2/3 de los adultos mayores padecen Hipertensión arterial

2/3 de los adultos mayores padecen Hipertensión arterial

  • La Dra. María Esperanza Selamé, nefróloga del Hospital Regional de Talca, detalló que se trata de una enfermedad crónica silenciosa y que es importante detectarla precozmente.

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la  Hipertensión y este año la principal recomendación es: “¡Mida su presión arterial con precisión, contrólela y viva más tiempo!”.

En este contexto y en su constante preocupación por promover estilos de vida saludables en la población, el Hospital Regional de Talca (HRT), a través de una de las especialistas en Nefrología, la Dra. María Esperanza Selamé, explicó que la Hipertensión es “una enfermedad silenciosa que consiste en que aumentan las cifras de presión arterial en las personas. Las cifras que están sobre en el rango 135/85 mmHg corresponden a hipertensión, y se ha visto que a medida que aumenta la presión arterial, aumenta el riesgo cardiovascular, es decir, tienen mayor riesgo de infartarse ya sea del corazón, del cerebro o progresar a enfermedad renal, como por ejemplo llegar a diálisis”.

FOTO 1 (35) (1)

La Dra. María Esperanza Selamé es nefróloga y Jefe del Programa de Trasplantes del Hospital Regional de Talca.

SUBDIAGNOSTICADA

La médico Jefe del Programa de Trasplantes del HRT, enfatizó que 2/3 de la población adulta mayor padece Hipertensión arterial y esta enfermedad estaría originada “por un lado por los hábitos y por otro a que las personas a medida que van pasando los años, se van calcificando sus vasos sanguíneos, se van poniendo más duros y eso va generando la enfermedad. Además están los factores de riesgo como: obesidad, mala alimentación, no hacer ejercicio, etc.”

El otro antecedente que incide en que esta enfermedad esté tan presente en la comunidad es que está subdiagnosticada.

“Hay muchas personas que son hipertensas y que no lo saben porque es una enfermedad asintomática en la mayoría de los casos. Entonces, es muy importante que nos tomemos la presión, o cada vez que asistamos a un control de salud, con algún profesional, nos tomen la presión para darnos cuenta del diagnóstico lo más precozmente posible”, indicó la Dra. Selamé.

De hecho, añadió que la Hipertensión en sí misma genera un riesgo a la salud importante, siendo -según la Organización Mundial de la Salud- una de las principales causas de mortalidad en el mundo.

DAÑO ALARMANTE

Indicó la especialista que el problema es que la Hipertensión genera daño en los órganos, “en el corazón, por ello es que la mayoría de los hipertensos tiene insuficiencia cardiaca o enfermedad coronaria y terminan infartándose. Además, si uno lo suma a otros factores de riesgo comunes en nuestra población como por ejemplo: obesidad, sedentarismo, tabaquismo, todo eso influye en tener un mayor riesgo cardiovascular y que finalmente terminemos con infarto”.

FOTO 2 (30) (1)

El hecho de tener Hipertensión disminuye la esperanza de vida en 15 años, por lo tanto, es muy importante mantener el control de la presión.

Es más, el riesgo cardiovascular no es solamente el corazón sino que también se puede producir un infarto cerebral y enfermedad renal crónica, como por ejemplo los pacientes que requieren diálisis.

Por otro lado, afortunadamente la Hipertensión es muy poco frecuente en los jóvenes. Sin embargo, “a mayor edad es más frecuente la enfermedad, pero también ocurre en niños, de hecho en los menores de 18 años la causa es genética principalmente”, sostuvo la Dra. Selamé.

ASINTOMÁTICA

Si bien la enfermedad es asintomática, en algunas personas sí es posible tener señales, ya que “puede manifestarse con cefalea o con algunas arritmias, con algún daño en un órgano blanco, porque hay gente que se da cuenta que son hipertensas después de que le da el accidente cardiovascular”, señaló la médico.

Lo más importante entonces es tratar de hacer el diagnóstico precoz, o sea –y de ser posible- que uno mismo en la casa se tome la presión o cuando  acuda a cualquier profesional de la salud.

Otra manera de prevenir es llevando una vida sana, con alimentación saludable, actividad física y consumo de frutas ricas en fibra y potasio, además de verduras verdes, principalmente.

“Es una enfermedad crónica, que cuando se diagnostica no se cura, pero sí se puede tratar. Y lo más importante para un hipertenso es el control adecuado de su presión arterial porque eso determina el pronóstico. Un paciente que es hipertenso y que no logra manejar y controlar sus presiones arteriales, va a tener mala evolución y esos son los pacientes que se infartan, que tienen accidentes vasculares o que terminan en diálisis”, puntualizó la Dra. Selamé.

Escucha a continuación parte de las declaraciones de la especialista en Nefrología del HRT, Dra. María Esperanza Selamé: