Madres conocen a sus hijos prematuros internados en Neonatologia gracias a videollamadas.

Madres conocen a sus hijos prematuros internados en Neonatologia gracias a videollamadas.

Desde esta semana el Hospital Regional de Talca (HRT) comenzó a implementar videollamadas en su Unidad de Paciente Crítico (UPC) Neonatal con el objetivo de que los padres de los pacientes más pequeños del establecimiento pudieran ver e incluso conocer a sus hijos a través de las cámaras, lo anterior, a raíz de la restricción de visitas que busca proteger a los prematuros del temido COVID 19.

El Médico Jefe de la UPC Neonatal, Dr. Álvaro Méndez explicó que “la iniciativa busca compensar de cierto modo, la restricción de visitas causada por el Coronavirus y mantener el lazo con la familia, calmando la ansiedad que sienten al separarse de sus hijos, pero que ellos entienden que es para protegerlos a todos”. Además, el especialista agregó que, desde el comienzo de esta medida, los padres han logrado estar más tranquilos, mejorando considerablemente la comunicación entre ellos y el equipo clínico a cargo de los cuidados de los prematuros, elemento importante si se considera que las estadías de los bebés pueden llegar a ser incluso de meses.

En tanto, Valentina Mera, enfermera de la UPC Neonatal, manifestó su alegría al poder ser parte de esta medida que acerca a los padres a sus hijos en estos difíciles momentos y señaló que “fue muy emocionante cuando hicimos la primera videollamada, previa coordinación con los papás. Fue muy emocionante para ellos conocer la cara de sus bebés, verlos tranquilos, verlos dormir y muy emocionante para nosotros también, poder generar tan emotivo momento para ellos, ya que entendemos que están muy preocupados, que están muy ansiosos, que son sus padres y que necesitan conocer a sus bebés” concluyó la profesional.

Al respecto, la también enfermera clínica del servicio, Javiera de la Fuente indicó que la mayoría de los padres han entendido y aceptado bien la medida de restricción de visitas, por lo que han agradecido la posibilidad de ver sus pequeños y el entorno en el cual están siendo cuidados, “poder mostrarles cómo están, el lugar, la unidad, qué es lo que tienen puesto, cuál es el equipo con el que ellos están trabajando diariamente, los deja más tranquilos” agregó De la Fuente.

Testimonios

Abigail Gaete Baeza nació a las 26 semanas de gestación, a través de una cesaría el pasado viernes 1 de mayo, pesando tan sólo 1 kilogramo, su madre Rebeca Baeza no tuvo a posibilidad de conocerla y tener contacto físico con la pequeña, situación que se mantiene hasta la actualidad, pero que ha sido más fácil de sobrellevar gracias a las videollamadas que ha podido sostener con el equipo clínico al cuidado de Abigail, “cuando nació yo no la pude ver, porque fue por cesaría, entonces verla ahí ya moviéndose, activa, es súper bonito, porque no es lo mismo que te digan por teléfono que pasó buena noche, a verla que se está moviendo, que está inquieta” explicó la madre de la pequeña, quien además valoró la iniciativa, considerando que por la prematurez de Abigail, deberá estar hospitalizada por lo menos 2 meses antes que le den el alta.

Otro pequeño paciente al que su familia pudo ver a través de videollamada fue Mateo Pacheco Guerrero, quien nació a las 31 semanas de gestación el pasado 19 de abril, pesando 2 kilos con 90 gramos, su madre Paula Guerrero tuvo la oportunidad de verlo y abrazarlo al finalizar el parto, pero desde esa fecha no ha tenido la posibilidad de volver a estar con él “para mi fue muy complicado, en el sentido de tenerlo, después de abrazarlo un poquito y de no verlo más igual, es frustrante en el sentido de no poder abrazarlo, tomarlo, sentir su llanto, igual para mí todavía es doloroso” enfatizó la madre, quien ha valorado el uso de la tecnología en pos de disminuir un poco la ansiedad y preocupación que significa tener a Mateo alejado de sus brazos “la tecnología hoy en día está muy avanzada y encuentro que es súper lo que están haciendo porque verlo, aunque sea a través de una cámara y aunque no se pueda abrazar, sabemos que igual se le dan los cuidados que necesita” concluyó Paula.