Importancia de la autopalpación en la detección temprana del Cáncer Testicular

Importancia de la autopalpación en la detección temprana del Cáncer Testicular

Los tumores testiculares son una patología poco frecuente, con una incidencia en Chile de aproximadamente 5 por 100.000 habitantes. Pese a lo anterior, es importante tener presente  que el 95 a 97% son malignos y se presentan en hombres entre 20 y 40 años, en general en forma silenciosa, ya que son de una presentación asintomática, es por esto mismo la importancia que cobra el autoexamen testicular como medio de detección precoz de un eventual cáncer testicular, ya que esta es una enfermedad  tratable y con una alta tasa de reversibilidad  si detecta y trata tempranamente.

“El cáncer testicular en la mayoría de los casos se manifiesta  como un bulto duro e indoloro, por lo tanto el autoexamen testicular es una forma práctica, rápida y económica de detectarlo. Para realizarlo de manera adecuada se aconseja  posterior una ducha con agua tibia, ya que al estar el escroto más suelto y relajado se hace menos dificultosa la exploración”, explicó el Urólogo del Hospital Regional de Talca, Dr. Mario Vidal Almarza.

Además, agregó el especialista que “el exámen comienza con una revisión bimanual del contenido escrotal palpando cuidadosamente entre el pulgar y los dos primeros índices de la mano dominante lo que permite apreciar tamaño, contorno y consistencia. Una gónada normal es de consistencia homogénea, firme pero móvil al tocarla y se logra separar del epidídimo. Además, es lisa y elástica, y no tiene irregularidades o bultos. Cualquier área firme, dura o fija detectada durante la palpación debe considerarse sospechosa hasta que se demuestre lo contrario por lo tanto, debe motivar a una rápida consulta con un médico especialista que oriente en el proceso diagnóstico”.

La evaluación diagnóstica en hombres con sospecha de Cáncer testicular abarca ultrasonido escrotal, pruebas radiográficas, medición de marcadores tumorales séricos, orquiectomía inguinal radical y en algunos casos disección de ganglios regionales.  Los resultados se utilizan para confirmar el diagnóstico, determinar el tipo histológico y extensión y guiar la terapia.

Finalmente, hay que tener siempre presente que cualquier hombre con una masa sólida y firme intra-testicular, el cáncer debe ser la sospecha a considerar hasta que se demuestre lo contrario ya que el diagnóstico y tratamiento oportunos serán los que brinden la mejor oportunidad de cura.