36 pacientes se han atendido en la nueva Unidad de Medicina nuclear del HRT

36 pacientes se han atendido en la nueva Unidad de Medicina nuclear del HRT

A cuatro meses desde la puesta en marcha de la Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Regional de Talca, se han atendido un total de 36 pacientes, de los cuales 24 fueron ambulatorios y 12 hospitalizados. Dicha unidad nace en apoyo al servicio de oncología y se dedica a la terapia de yodo radiactivo para pacientes con hipertiroidismo y cáncer de tiroides operados.

José Vargas Cáceres, Médico nuclear del HRT explicó que “en los tratamientos se utiliza yodo muy similar al yodo normal que está presente en los alimentos como los pescados, mariscos, la leche, los huevos y la sal yodada. La diferencia es que nuestro yodo tiene un núcleo radiactivo, esa radiación produce la muerte de las células tiroideas  que absorben el yodo y en eso se basa nuestra terapia. En los pacientes con hipertiroidismo disminuimos el tamaño de la glándula y la función, para que dejen de producir hormonas tiroideas. Y a los pacientes con cáncer tiroideo, lo que hacemos después de operarse, es intentar eliminar cualquier célula que haya quedado remanente normal y también remanente cancerígena. El yodo viene en una cápsula que es más segura.  Las dosis bajas se manejan bajo régimen de aislamiento domiciliario y las dosis altas hospitalizados”.

PANTALLAZO 2

El servicio de medicina nuclear cuenta con dos salas de hospitalización individual, adecuadas para aislamiento radiactivo, las cuales además de los elementos que permiten la aislación externa de la radiación, cuentan con cámara para monitoreo continuo de enfermería, televisión, citófono de comunicación con estación de enfermería y amplias ventanas con vista a la ciudad desde el quinto piso, que junto a la amplitud de cada sala disminuyen la sensación de encierro de los pacientes. Además se tiene una sala de almacenaje y manejo seguro del material radiactivo que es enviado desde Santiago.

“Este es un gran beneficio para la región del Maule, ya que antes los pacientes debían trasladarse a Santiago o acudir a compra de terapia privada para realizarse este tipo de terapia”, recalcó el Dr. Vargas.